sábado, 19 de febrero de 2011

LA REGATA


LA REGATA


Comenzó la mañana blanca. El sol hace del mar espejo de plata azul. Otro mar de sombrillas multicolores ocultaba la arena. La Flota del Náutico ensayaba bordadas, ajustaban ceñidas, arriesgaban largos, con velas tensas esperando el cañonazo de salida.

Dueños de la orilla, los niños. Lo demás, un abandono de esculturas en bikini. Minúsculo antifaz de colorines, doseles del mejor de los oficios. Dos mariposas en vuelo sostenido, forrando del busto su hermosura y de los pies a la cintura, un monóculo de trapo por vestido. Venturoso triángulo que en ansia de tapar lo deseado, resulta tan escaso, tan ceñido, que enseña más que cubre lo vestido. Tres parches de pirata en el estío.

A la sombra del chiringuito, dos amigos:
--Una las alza inhiestas como el ciprés de Silos.
--Otra las lleva tan puntiagudas que el viento las rodea.

Dos señoras en mesa contigua:
--Estos hombres no saben hablar de otra cosa
--Mira en que se fijan. Son todos iguales.

En la playa corrillo de cotilleo la costura. La de la Fonda, muslos rebosantes, especialista en ganchillo malediciente mandón. Siempre a su lado, la viuda alegre – gafas en la nariz, ojos de camaleón lengua viperina risa de hiena– profesora del punto y con arte culinario para crear la paella que se hace en tres días. Enfrente, la trepa vendedora de flexos por catálogo, chuleando a su yerno apartamento, mesa manteles. Miss verano del 40 resistiéndose a olvidar sus viejas glorias.

La voluble Presidenta del Club, recibe el descarado mimo de todas, Cerrando el corro – chatarras y bisuterías – una se hace la manicura, otra se depila-con la natural elegancia y discreción -, embadurnadas en cremas ríen las gracias inventadas en la capital de toda la vida.

Los caballeros continúan :
--La que más me gusta tiene las dos abiertas al aire.
--Yo prefiero las dos pequeñas que apenas se agitan.

Las señoras disimulan:
--Mira ese chico de la tercera mesa ¡que manera de comer!
--No me extraña, con esa pinta .

Los caballeros:
--Hay alguna que embridan al compás.
--Otras en cambio, quedan como escoradas.

Las señoras estallan:
--Señores, basta ya de groserías.
--Un caballero responde sorprendido.
-No comprendo su indignación, Señora, nosotros hablamos de las velas. .

Una gaviota compone puntos suspensivos cortando el viento a la hora de la regata.


pILAR

20 comentarios:

  1. Por un momento estaba en Samil jajaja. Buena entrada, biquiños

    ResponderEliminar
  2. Me ha resultado gracioso y me ha gustado mucho como describes a cada personaje...

    Muy buen escrito, como todos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sidrina, podría ser muy bien Samil jaja, solo que en la Ria de Pontevedra.

    Un beso Pilar

    ResponderEliminar
  4. SAK, los personajes son reales, la tertulia de la playa existe, y son tal como las describo, si alguna lee esto, seguro que se pone furiosa jaja.
    Yo me pongo casi siempre sola, pues me permite observar y me alejo de los cotilleos de una Ciudad pequeña. Yo naci en Madrid y vamos a otra bola, aunque esto tambien tiene su encanto.

    Un beso

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Ha sidom muy divertido, gracias Pilar

    ResponderEliminar
  6. Pues yo también he caido, jajaja, pensaba que los caballeros hablaban de otras cosas, muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Estas señoras que se pasan el dia escuchando lo que hablan las demás personas..para luego criticarlas... no me extraña que se lleven patinazos como este. Muy buen relato Pilar a mi me ha gustado mucho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. e a<legro te gustase Pilar.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  9. A todo el mundo les parece eso María, porque la verdad, la mayoría de las veces hablan de ello jaja, sin ofender a los que entren por aqui que conste.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  10. Mira Kai, la primera vez que yo me senté en esta playa, pequeñita, con este grupo de señoras, y vi, que cada una que se levantaba la ponian verde, siendo como eran compañeras de Colegio, decidí levantarme la última y despues, poco a poco, me fuí apartando de ellas. A mio no me inmteresa lo que haga cada uno con su vida. Pero ya sabes lo que pasa en los sitios pequeños.

    Me alegro de verte por aqui, entro poco por el foro porque todavía no estoy a pleno rendimiento.

    Un abrazo a los dos

    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno, ya pensaba yo que ya estaban otra vez los hombre con su monotema.
    Un abrazo sanador.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Maria, precisamente lo hice así a prop
    osito jaja

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  13. Mi muy querida amiga Pilar, muy lindos días de lunes, aqui estoy leyendo tus letras muy bien narrada amiga Pilar, ayyy esas reuniones que cuando se da la vuelta unas de ellas las pone verde, eso a mi no me gusta para nada porque cuando yo me de la vuelta tambien me pondran a parir,jajajaja, como se suele decir mas vale sola que mal acompañada, me ha encantado tu escrito te felicito Pilar,
    te dejo besos y abrazos grandote tu amiga Lola, feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  14. Un cuento muy real, como la vida misma....cotilleos y gente mal pensante la hay en todos los sitios aunque no nos gusten...y muy bien narrado Pilar.
    La imagen preciosa, eres privilegiada vivir donde vives que sin salir puedes captar bonitas fotos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Lola por venir.
    En los sitios pequeños como este, suele ser bastante normal estas cosaS.

    uN BESO

    pILAR

    ResponderEliminar
  16. Este cuento está basado en la vida real, fíjate lo real que era, que lo mandé a un periódico local y no lo quisieron publicar porque se conocía demasiado a la gente jaja.
    Lo comprendí y no me quejé.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  17. jajajaja...real como la vida misma" Comentarios similares los he escuchado cientos de veces en otras playas!
    También he picado yo...lo siento, peo viniendo de dos hombres, es lo primero que me ha venido a la cabeza...tendré que ser menos malpensada!
    Muy bien relatado, Mª Pilar!
    Un abrazo!
    Núria

    ResponderEliminar
  18. Me ha gustado, de verdad. Buena prosa versada y muy buena cabeza para esas metáforas tan agudas.
    Estás en forma Mº Pilar. Enhorabuena.
    Caléndula.

    ResponderEliminar
  19. Nuria, en los sitios pequeñosd, es el pan nuestro de cada día jaja.
    Culple el objetivo de despistar un poco jaja.

    Un beso guapa

    Pilar

    ResponderEliminar
  20. Gracias Caléndula, me alegra de que vengas a visitarme y sobre todo, que te gustase mi escrito.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar